Retiro Espiritual En El Pequeño Tíbet Español España

La de Jowo Rinpoche fue traída al Tíbet por la esposa de Songtsen Gampo, la princesa china Wencheng. Decorada con refulgentes joyas, cubierta de sedas y cercada por columnas de plata, es la figura mucho más universalmente reverenciada por los fieles, quienes apoyan la frente sobre su pierna izquierda en señal de devoción. El respetuoso silencio ambiental solo es roto por los turistas que hablan por el móvil inteligente. Llegar a las puertas del Potala, vivienda de los dalái lamas en los últimos 4 siglos, significa traspasar en el enigmático Tíbet.

Durante siglos estuvo cerrado al mundo, conservando el legado mucho más ancestral de la cultura oriental. Tras varios años administrando equipos y recursos combiné mi pasión por viajar con mi profesión tras derivar mis estudios al Marketing En línea y CM (Master por la Universidad de Alcalá) aparte de la administración de contenidos. Nuestro maestro nos remite a las 18\’00, hora de la cena en la cantina, y nos deja un tiempo libre para sacar ciertas fotografías. Hemos aprovechado asimismo para cambiar en un banco algo de dinero para regalos . No cabe duda de que como viajeros no dejamos de conseguir visiones parciales de esos destinos que pisamos por, en general, el menor tiempo del que quisiéramos. Quizás por ello, este viaje listo y desarrollado a media nos hace tanta ilusión desde el principio.

La Ruta Desde La Capital Lhasa Se Adentra En Un Planeta De Panoramas Míticos Y Dioses Milenarios

El comienzo de nuestro viaje en turismo por Tibet fue Lhasa, su capital, donde llegamos en avión desde Katmandú. Comenzábamos fuerte y teníamos una amplia lista de lugares importantes que deseabas ver como el Barkhor, el Lingkor, el templo de Jokhang y el increible palacio de Potala. Así que para visitar Lhasa y los templos de alrededor usamos prácticamente 5 días y lo cierto es que no nos sobró. Ten presente que la localidad está a 3650 metros de altura y precisas prácticamente un día para aclimatarte y eludir elMal de Altura.Es preferible tomárselo con calma y poder gozar de todos los sitios atrayentes que hay que ver en Lhasa. Para conocer el Potala lo destacado son las primeras horas del día, en el momento en que el sol todavía no abrasa. La escalinata es interminable, y sus murallas encaladas de colorado y blanco, imponentes.

templo tibet

Y asimismo el refugio de una sensibilidad espiritual sin parangón, de la que el monasterio de Samye se hace eco insoslayable. Situado 120 km al sureste de la ciudad más importante, a 3.630 metros de altitud, rodeado de silentes dunas y áridas colinas, se muestra como un enclave desimpregnado de las preocupaciones terrenales. Suntuosos rojos y cálidos dorados; ruedas de oración y ofrendas de tsampa y dinero en billetes pequeños; pasadizos medievales repletos de peregrinos rurales, de incienso, murmullos, penumbras, imágenes sagradas y de la luz titilante de las chömay . La facilidad con la que el ferrocarril llega a Tíbet contrasta con las gestas de la antigüedad por pisar este recóndito sitio. En su largo periplo aprendió tibetano, curtió su piel y esculpió el alma viviendo en grutas durante años, antes de transmitir las bases del budismo y la autóctona religión bon, en obras como Magos y místicos del Tíbet. A lo largo de su intensa vida llegó a redactar mucho más de 30 libros sobre las religiones orientales.

Opiniones Sobre El Templo De Jokhang, Lhasa, Tibet

Este enorme conjunto monumental alberga el palacio blanco donde residió el Dalái Lama y el colorado que ocupaban los frailes, tal como bibliotecas, santuarios y capillas o joyas como la estupa dorada del octavo dalái lama. Tíbet pertence a los espacios más bellos del planeta por su serena inmensidad. El viajero cree estar en el reino de los cielos, donde las nubes se tienen la posibilidad de tocar y las estrellas brillan con mucha intensidad, tal y como si fueran llamas de un enorme fuego sagrado universal. Nieves eternas, ríos de vida, grutas secretas y monasterios de sabiduría. En este altiplano, a más de 3.000 metros, la vida consigue una dimensión cercana a los dioses y al sentir de la naturaleza. Lo habitan gentes amables, de caras curtidas por el frío y la intensidad del sol.

templo tibet

Por servirnos de un ejemplo, en el Monasterio de Ganden solicitan 20 yuanes por cada instantánea, aunque alguna foto o vídeo vas a poder tomar de forma disimulada. En relación a reglas de indumentaria, cubre tus piernas y revela tu cabeza en el momento en que ingreses en un monasterio, tal como deberías realizar las nociones básicas de respeto hacia imágenes religiosas, monjes y peregrinos. Siguiendo el sendero que marca el sol, enlazamos Shigatsé con Shegar, puerta de entrada a la superficie protegida del Chomolungma .

La ruta por carretera concluye en la ciudad de Shigatse, que aloja el complejo monástico de Thasulimpo, donde radicaba el Panchen lama. El día de hoy el recinto mantiene todavía una ajetreada actividad, con monjes que viven y recorren sus callejuelas encaladas de blanco, entre testeras de múltiples y también intensos colores. Esta edificación se eleva como un mandala tridimensional de innumerables capillas interiores que poseen hermosas pinturas murales. Sobre la colina se mantiene la fortaleza de Dzong, la localidad de los héroes de la resistencia tibetana que fueron derrotados en el año 1904 por los dos mil soldados británicos liderados por Francis Younghusband, donde fue la primera ocupación de Tíbet. A las afueras puede visitarse Nechung, el templo del viejo oráculo que exactamente la misma Deprung es un espacio habitado por monstruos y demonios representados en sus apocalípticas pinturas murales.

templo tibet

Estas escenas tienen lugar en Lhasa, capital de la Región Autónoma del Tíbet. En concreto en el Barkhor -el barrio antiguo, receptáculo de las esencias tibetanas, la zona que mejor resiste la invasión de lo moderno- y en los alrededores del templo de Jokhang, el mucho más sagrado en toda la órbita budista. Fue el rey Songtsen Gampo, primer gobernante del Tíbet unificado, quien empezó su construcción hacia el 640 d.C. El desgaste de las grandes losas de piedra que pavimentan el atrio testimonia un peregrinaje con más de mil trescientos años de historia. Internamente, se compone de un sinfín de capillas con profusión de thangkas y de esculturas.

La parte negativa de la plaza del Barkhor es la presencia policial china. Esta plaza fué foco de manifestaciones políticas entre tibetanos y el régimen chino, con lo que literalmente está tomada por la policía. Tienen puestos fijos con policías armados, desde las azoteas próximas se ven policias armados y varias patrullas hacen rondas por las zonas aledañas mezclándose con los peregrinos.

Peregrina En Tibet

Sin duda, el más popular de los templos budistas de Lhasa, en el lejano Tibet . Para los mucho más aventureros queda la peregrinación al Kailash, la enorme montaña sagrada de la que nacen tres de los ríos mucho más largos de Asia. Morada del dios hinduista Shiva y hogar del buda Demchok; venerado por distintas religiones. No se sube como forma de respeto, se circunvala en un profundo recorrido de un día en pos de buena fortuna. La región es asimismo la cuna de la primitiva religión bon, aquella a la que David Néel atribuía poderes mágicos. Se cumplen 60 años de la ocupación de Tíbet, un territorio místico y sagrado que desde hace tiempo fascinó a todos cuantos lo visitaron.